Así nos va, Crítica de la película de Rob Reiner

Cine

En la enésima búsqueda de la comedia romántica definitiva, Así nos va, Rob Reiner busca profundizar en los amores inesperados, sobre todo cuando se han cerrado todas las ventanas al esquivo cupido. Bienvenidos al túnel del amor, acompañemos a la mítica Diane Keaton y al gran Michael Douglas por este romántico viaje, con algún que otro bache pero con Reiner al piano.

Crítica Así nos va

Por Fernando Hernández

Así nos va, cuenta la historia de Oren Little (Michael Douglas) un meticuloso y despiadado agente inmobiliario, que busca hacer su última venta perfecta para poder alcanzar el retiro que tanto anhela. El problema es que esta moderna versión del señor Scrooge de Dickens hace la vida imposible a todo el que tiene alrededor, más aún a su comunidad de vecinos, donde vive también la radiante y cariñosa Leah (Diane Keaton). Tanto el palacio de soledad que ha creado como su diminuta visión del mundo que le rodea, caerán como un castillo de naipes cuando el hijo de Little le pida el favor de ocuparse de su nieta mientras éste cumple condena.

así nos va 3

Este es el menú que ante nosotros pone el bueno de Reiner, hombre solitario y un tanto arisco que no quiere saber de nadie, una tierna vecina más lacrimógena que realista con más de un talento oculto, y una pequeña sorpresa que cambiará el mundo en que ambos vivían. Lo curioso del asunto es que a escasos minutos del comienzo de la cinta, encuentro muchas similitudes a otras películas, de hecho coincide que en esas otras también salía la incombustible Keaton. Como resultado de la repetición de la fórmula se produce una suma de momentos predecibles que ni la buena química de la pareja protagonista puede salvar.

El caso es que los momentos en que ambos están en pantalla son sin lugar a dudas los más divertidos e interesantes de la cinta. Reconozco que el histrionismo con que Keaton carga a sus personajes estuvo a punto de sacarme por completo de la trama, pero curiosamente se va suavizando según avanza la película, dotando a su personaje de más credibilidad y empaque. Esto último es sin lugar a dudas lo que más le falta al personaje de Michael Douglas, pese que interpreta a la perfección (por momentos) a ese cara dura sin escrúpulos, su irritante cambio drástico de actitud chirria tanto o más que lo predecible del guion. Como detalle curioso, seguro que si visteis “El Lobo de Wall Street” recordareis al padre del personaje que interpretaba Di Caprio, si amigos, ese mismo señor es el director de esta película, Rob Reiner, que también se guarda en esta ocasión un pequeño papel como ya hiciera en Historia de lo Nuestro

así nos va 2

En definitiva sería muy hipócrita decir que “Así nos va” no te saca una sonrisa de la cara, pero el problema es que a veces no sólo basta con eso. La sucesión de momentos graciosos y divertidos quedan empañados por otros momentos que hacen más que evidente la falta de ideas. Pese a este gran problema, disfrutar de una pareja interpretativa de tanta calidad hace que cada segundo de ambos en pantalla sea una delicia.

Comentarios
Deja una respuesta

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies